Ir al contenido principal

"Piensa bien"

Se acabó el año 2016, que rápido pasan los días y Dios sigue siendo fiel, quería comenzar el año con una entrada muy introspectiva, así que no dejes de leerlo.

Si el título de la entrada te llamó la atención, pues me parece genial. El poder pensar bien es lo que muy rara vez hacemos, podemos pasar horas y horas pensando y pensando mal ¿cierto? (lo digo por experiencia propia) son muchas las razones por las que nos ponemos a pensar, puede que la mayoría veces nuestros pensamientos no sean los mejores aunque algunas veces sí lo son, pero al final siempre nuestros malos pensamientos nos preparan para el sufrimiento.

A comienzo del año 2016 la lucha más fuerte para mí era poder pensar de manera correcta o buena, sea cual fuera mi situación yo siempre pensaba lo peor de todo, ¿triste verdad? 
Recuerdo que de muy pequeña nuestros padres nos enseñaron a mi hermanas y mí, cuatro versículos que repetíamos siempre después de nuestra oración que hacíamos para irnos a descansar, la última era la de Isaías 26:3, he utilizado este versículo;  la verdad ya perdí la cuenta, pero fueron muchas pero muchas veces. Ahora bien un versículo por arte de magia no hará desaparecer tus malos pensamientos, no lo hará siempre y cuando vayas al fondo del asunto, así que para mí era necesario hacer algo y hacerlo pronto.

Está por cumplirse un año de todo lo que tuve que aprender para dominar mis malos pensamientos y que ellas no me dominaran, han sido tiempos duros pero gloriosos, y ahora gracias a Dios he sido libre de muchos de ellos. Pero la pregunta es: ¿qué hice para lograr tener pensamientos de bien? pues vayamos al manual por excelencia LA BIBLIA.

  • Primer paso: Ten dominio Propio 
2 Timoteo 1:7 nos dice: Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de DOMINIO PROPIO. Para la mayoría de nuestras acciones, actitudes y palabras se necesita dominio propio, incluso cuando se trata de tener malos pensamientos. Sí, leíste bien, dominio propio, supongamos que tus malos pensamientos provengan luego que hayas visto cosas que no debes ver, entonces depende de ti no hacerlo más, por favor sé consecuente. ¡Si se puede! Más son muchas las situaciones por las que tus pensamientos tiendan a desviarse hacia lo malo incluso llevarte a tener malos deseos. ¡Ten cuidado! Procura no caer en lo mismo, córtalo desde raíz.
  • Segundo paso: Tráelos en oración al Señor 
2 Corintios 10:5 dice: "Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo", Dios sabe que tú no puedes ganar la batalla estando solo, sabe que luchas continuamente con los pensamientos; una de las mejores maneras que sé que Dios me está buscando para tener comunión con Él es cuando algún pensamiento malo se viene a la mente, amo esos momentos porque en mi debilidad puedo venir y traerlos delante de Dios sé que no hay nada oculto para Él, me conoce perfectamente, así que no dudes en venir en oración, sé sincero(a) no tengas vergüenza, no olvides de especificar que pensamientos son los que te están dominando y pedirle a Dios que reemplace con pensamientos de bien, confía Dios es nuestro ayudador.
  • Tercer paso: Cultiva el tener buenos pensamientos 
Filipenses 4:8 dice: Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. No creas que eres la primera persona en pensar mal, yo creo que Pablo también vio que para la gente en aquel entonces era común pensar mal, entonces les dejó como recomendación pensar en cosas buenas. Me alegra saber que esta parte de la Biblia fuera escrita ha sido de mucha ayuda para mí, no nos dice parte de lo que es verdadero o parte de lo que es puro no, más bien dice la palabra TODO al comienzo de cada recomendación. Sí se puede lograr tener buenos pensamientos, si eres bueno memorizando pues el aprender versículos te ayudara mucho, el recordar las promesas de su palabra también lo harán, piensa en tus buenos recuerdos, el cultivar significa sembrar y cuidar de tal maneras que los frutos sean buenos, de la misma manera debe suceder con nuestros pensamientos.
  • Cuarto paso: El pensar bien nos trae Paz 
¿Recuerdan que comenzando les hablé que mis padres nos hacían repetir unos cuantos versículos? pues les hable de uno que está en Isaías 26:3 que dice: Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. El perseverar en tener buenos pensamientos trae paz a nuestra vida. Han leído esa frase que dice "un solo pensamiento positivo por la mañana puede cambiar tu día" pues más allá de que sea una frase y sea cierto, yo no solo quiero que te quedes con simples palabras hechas frases, deseo que confíes en la palabra de Dios. Nada ha pasado de un momento a otro, persevera y se paciente.
No permitas que al comenzar este año aquellas cosas que no te traen paz a tu vida vuelvan otra vez a tu mente. El pensar bien nos ayudará a poder estar en paz no solo con nuestro prójimo, sino también a servir con amor, a poder actuar con prudencia, a entablar conversaciones sanas, etc. son muchas de las cosas que produce tener buenos pensamientos pero todas ellas serán consecuencia de siempre pensar bien y estar en comunión con el Padre. Espero y sigas estos cuatro pasos, persevera, ora y recuerda que si lo podemos lograr, Dios está con nosotros.

Entradas populares de este blog

Amando la Iglesia de Cristo

Hace un par de semanas atrás mientras conversaba con una de mis amigas pude reconocer cuanto amo la iglesia donde hasta hoy Dios me ha permitido servir y aunque esa platica duro pocos minutos fue muy emocionante darme cuenta lo que significaba para mí la Iglesia de Cristo.
Reconozco que el chip de amor por mi iglesia local estuvo mucho tiempo desactivado, es más estuvo a punto de colapsar cuando mi vida espiritual pasaba por los peores momentos, claro la culpa no era de la iglesia pero definitivamente no me sentía muy cómoda estar en ella. (El pecado siempre tratará de alejarnos de Dios) pero reconozco que la Iglesia ha sido para mí de bendición y edificación incluso cuando yo ni siquiera me daba cuenta.
Si pudieron leer las entradas anteriores, habrán notado que en una de ellas les hablo que nací y crecí dentro de una familia cristiana por ende también dentro de una Iglesia Cristiana, recuerdo que mis Padres desde muy temprana edad pudieron cultivar tanto en mis hermanas como en mí el …

Algo de mí...un pasado que ya es historia

Recuerdo claramente el día que Dios quebrantó mi corazón, lloré amargamente, ÉL me mostraría lo engañoso que estaba siendo mi corazón, y aunque tristemente yo no deseaba aceptarlo, yo debía entender que el decir "Dios úsame" iba mucho más allá de mis expectativas.
Me encanta escribir por eso fue que empecé este blogger, había una razón muy personal en ese entonces pero aquí estoy para contarte algo de mí.
He vivido muchas experiencias y aprendido a ver de una manera sorprenderte como Dios actúa en vidas imperfectas, y la mía ha sido una de ellas.
Soy tan pecadora como tú, pero amado por un Dios lleno de gracia, eso lo he vivido en todo este tiempo y aún siento que lo que he recibido no es suficiente, anhelo ser ese recipiente de gracia para ser llena por Él.
Por mucho tiempo he querido compartir mi testimonio, tal vez pensando que tendría que ser aquella persona que ha vivido en drogas o alcoholismo, o sufrir un accidente y así ver si Dios hacia algo sorprendente en mi vida…

Una razón para retroceder: "Mi YO"

"La religión nos hace sentir satisfechos por nuestras obras, el evangelio nos hace sentir satisfecho por la obra de Cristo"
No si les ha pasado a ustedes pero luego de tener un extendida platica sobre mi vida cristiana con algún joven o señorita, una de las preguntas que siempre me han hecho es la siguiente: ¿Hace cuantos años eres cristiana? Así que muchas veces mi respuesta era: “Nací en un hogar cristiano" con una humildad un tanto fingida. Hasta pienso que eso llenaba siempre mi corazón de hacerme sentir mejor que otros cristianos.
Pero la verdad que el nacer en un hogar cristiano, con padres cristianos, no necesariamente te hace un "buen cristiano" ni querer vivir una vida de cristiano. Lo triste es que hoy en día puedo ver  jóvenes cristianos que nacieron en hogares cristianos, con padres cristianos y que son tentados a no seguir su fe; sé que ellos te darían muchas razones (demasiadas razones) del porque se alejaron y muchas más del porque no desean regre…